granadalegal@granadalegal.com
958 05 20 90

Blog

EL TRIBUNAL SUPREMO DECLARA NULA LA COMISIÓN POR DESCUBIERTO

El Tribunal Supremo, en sentencia 566/19 de 25 de Octubre, se ha pronunciado por primera vez sobre la comisión por descubierto, también conocida como comisión de reclamación de posiciones deudoras.

 

Esta sentencia ha anulado la comisión que cobraba Kutxabankpor este concepto, que ascendía a 30 euros, por considerarla abusiva ya que  no cumple con las exigencias del Banco de España para este tipo de comisiones, porque prevé que podrá reiterarse y se plantea como una reclamación automática.

 

Según la Sala Primera del Tribunal Supremo, «tampoco discrimina periodos de mora, de modo que basta la inefectividad de la cuota en la fecha de pago prevista para que, además de los intereses moratorios, se produzca el devengo de una comisión».

 

Entiende el Tribunal Supremo que, tal y como está redactada esta cláusula, no identifica el tipo de gestión que se va a llevar a cabo con el cliente y lo pospone para un momento posterior, de lo que no se puede deducir que automáticamente esta gestión generará un gasto efectivo.

 

La sentencia alude a la jurisprudencia europea y en concreto a la sentencia del TJUE de 3 de octubre de 2019 (caso Gyula Kiss) que estableció que el consumidor debe poder comprobar que no hay solapamiento entre los distintos gastos o entre los servicios que estos retribuyen.

 

También cita  la sentencia del TJUE de 26 de febrero de 2015 (caso Matei) que declaró abusiva una cláusula que permita, sin contrapartida, la retribución del simple riesgo del préstamo, que ya está cubierto por las consecuencias legales y contractuales del impago.

 

Por tanto, según el Tribunal Supremo es la “indeterminación” del diseño de esa comisión lo que la convierte en abusiva, puesto que supondría sumar a los intereses de demora otra cantidad a modo de sanción por el mismo concepto, con infracción de lo previsto en la ley en relación al cobro de servicios no prestados.

 

Lo cierto es que si no existe un servicio al cliente ni a un gasto efectivamente realizado no se puede generar ninguna comisión y por tanto, las cláusulas redactadas con este grado de indeterminación son nulas.