granadalegal@granadalegal.com
958 05 20 90

Blog

Aceptación de la herencia a beneficio de inventario, un seguro en las herencias con deudas

El patrimonio de cualquier persona está compuesto por un activo y un pasivo, es decir, por bienes y derechos de cualquier tipo y sus deudas. El heredero al aceptar la herencia asume todo lo que tenía el fallecido por lo que recibe sus bienes y sus deudas y lo que es peor responde de las deudas no solo con los bienes de la herencia sino con su patrimonio propio.

En los últimos años y debido a la crisis muchas personas se han visto en la duda de aceptar las herencias e incluso se ha renunciado directamente porque, o bien era evidente que había más deudas que bienes o bien no se conocía con certeza la situación del fallecido y era arriesgado aceptarla.

Sin embargo, para estos casos existe la figura de la aceptación de la herencia a beneficio de inventario, figura que nos permitirá aceptarla con la seguridad que las deudas del fallecido se pagarán con los bienes de la herencia hasta donde llegue pero nunca con nuestro propio patrimonio. Es decir, puede que los herederos al final no reciban nada si todos los bienes son entregados a los acreedores del fallecido pero en ningún caso el heredero deberá pagar de su propio bolsillo una deuda del causante.

Esta opción que es muy prudente en muchas herencias no se usa todo lo que se debería porque para que surta plenos efectos su tramitación a de ser correcta y completa sino nos encontraríamos en una aceptación simple de herencia con los efectos negativos que hemos comentado.

Su inicio además ha de realizarse en unos plazos bastante cortos de 10 a 30 días desde que la persona sabe que es heredero, por lo que en los casos en que usted dude si en el patrimonio del fallecido hay o no bienes suficientes para pagar sus deudas o no están claras las deudas que tiene, por ejemplo, porque tenga pleitos pendientes de resolver, habrá de dirigirse con rapidez a un profesional que le asesore porque una vez pasados esos plazos ya no se podrá utilizar esta figura y tendrá que aceptar o renunciar sin este beneficio.

De cualquier modo, aunque es un proceso laborioso merece la pena optar por esta opción en estos casos porque nuestro derecho la establece para eso y nos permitirá actuar con tranquilidad en las herencias dudosas.

No dude en consultarnos con rapidez si se encuentra en esta situación, le asesoraremos convenientemente para que actue de la manera mas adecuada a sus intereses.